29 de agosto de 2014

Mares 2.0



No es el llanto
El que encharca mis manos
Levanta el humo del fuego
O deja afuera la lumbre
Que calienta este suelo
Es el pedazo de cielo
Que solo encuentro
En mi mente atribulada
En sin sabores mundanos
Bocas en contra del viento

Con un dejo divino
Me hala la humanidad
Y el refugio se hace necesario
Para recobrar el camino

Dame un momento

En mi ojo derecho
Encuentro el descanso
Que la oscuridad entiende
Lo cierro
Despacio
Que no duela
Dejo palabras que no puedo
Para que no cueste nada escribirlas

Te pido un momento

Solté la cabuya
El trompo gira
Sobre la pestaña dormida
Esperando el regreso
Del sueño que sana

3:33 a.m.
o la larga noche que asoma.


SJM

Esta información está protegida por derechos de autor. Puedes compartirla y/o distribuirla exclusivamente a través de los medios electrónicos citando a la autora Sheila Montalvo y su blog http://nuevas-esperanzas.blogspot.com/

No hay comentarios: